La mascarilla facial de yogurt se elabora a base de un principio activo denominado yogurtene, cuyos constituyentes activos son los siguientes:

  • Lactosa (53.5%)
  • Proteínas (25%)
  • Ácido láctico (7.5%)
  • Minerales y trazas de elementos (5%)
  • Vitaminas (1%)
  • Agua (3%)
  • Lípidos (2%)

Todos estos activos proporcionan firmeza a la piel, puesto que ayuda a la reorganización del colágeno y a retener la humedad. Esta mascarilla también se emplea para tratar quemaduras y otros problemas cutáneos gracias a sus propiedades suavizantes y calmantes.

La aplicación de la bacteria viva contenida en el yogur (streptococcus thermophilus and Lactobacillus bulgaricus) produce un rebalance del pH natural de la piel y de la microflora, de ahí su uso en cosmética.

Su uso es muy sencillo, ya que únicamente hay que aplicar una capa de mascarilla sobre la cara, cuello y escote y dejar actuar entre 10-15 minutos. Posteriormente, simplemente hay que aclarar la mascarilla con abundante agua.

 

This post is also available in: Inglés

FacebookTwitterMore...