La arcilla se ha utilizado desde tiempos remotos en cosmética por sus enormes beneficios para la piel. Existen muchos tipos de arcilla, pero en general, todos los tipos de arcilla estimulan el sistema inmunológico, circulatorio y linfático.

Pero además, gracias a sus muchos minerales la arcilla ayuda a la regeneración de los tejidos. Por todas estas propiedades es bastante común el uso de arcilla como mascarilla facial.

Las nuevas técnicas permiten crear arcilla micronizada, que aumenta la capacidad absorbente de la mascarilla facial. Además, al asociarlo con un tensioactivo hace que este tipo de mascarillas se complementen para arrastrar los lípidos que se encuentran en exceso sobre la piel y poros, de ahí que aporte suavidad y ayude a limpiar la piel.

 

This post is also available in: Inglés

FacebookTwitterMore...