A lo largo de este 2018 han proliferado la aparición de champús sin sulfatos. El por qué lo encontramos de nuevo en que los consumidores prefieren reducir los químicos en la cosmética, pero además de esta tendencia, los champús sin sulfatos conllevan una serie de beneficios:

  • Ayudan a alargar y cuidar  los tratamientos capilares como queratinas, color, etc.
  • No irritan
  • Ayudan a retener la humedad natural del cabello y a mantener el brillo

This post is also available in: Inglés

FacebookTwitterMore...